Prevención

BENEFICIOS DEL CALCIO

La osteoporosis es una enfermedad del hueso que ha ganado mucho protagonismo últimamente, debido al incremento de las tasas en hombres y mujeres, así como la ingesta de calcio combinado con la vitamina D han demostrado ser muy beneficiosos a la hora de prevenir la osteoporosis.

Estos dos compuestos juntos actúan de forma aditiva en reducir el riesgo de fracturas en los varones y mujeres y por ende la comorbilidad que acarrean las roturas de huesos cuyo abanico puede variar desde una larga estancia hospitalaria hasta la muerte por complicación de una cirugía para reparar las fracturas como por ejemplo la formación de coágulos en las piernas inmovilizadas (enyesadas) de los pacientes.

   

La mayoría de los estudios han determinado que la alianza entre calcio y vitamina D es notoriamente mejor en cuanto al impacto en reducción de fracturas; si se compara con la ingesta de calcio por sí solo.

Actualmente se ha visto que el calcio puede traer consigo otros beneficios más allá de la terapia en la osteoporosis, como: prevenir los pólipos de colon, reducir la presión arterial, reducir la recurrencia de cálculos renales, y puede promover la pérdida de peso. La vitamina D puede reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer, proporcionar una mejor respuesta a algunos agentes quimioterápicos, prevenir la diabetes tipo 1 y reducir la pérdida de los dientes a lo largo de la vida.

Las fuentes de calcio natural están fundamentalmente en la leche y los productos lácteos así como en los vegetales de hojas verdes, granos, nueces, frijoles, garbanzos, espinaca por citar algunos, sin embargo la gracia está en consumir una variedad de alimentos donde se encuentre el calcio para asegurarse la ingesta de dosis adecuadas de dicho mineral.

Los comprimidos que contienen calcio son también útiles y han demostrado ser aún más beneficiosos en poblaciones donde la dieta rica en calcio es escasa. La población altiplánica no es una de las que más calcio consume diariamente, razón por la cual debe promocionarse su consumo por cualquier medio posible, explicando a la población los beneficios de éste y fundamentalmente los riesgos de no tener una buena calcificación ósea.

El calcio durante el embarazo es bueno, y ha sido probado como muy útil en embarazos con riesgo a la hipertensión (presión arterial elevada), ya que se ha demostrado un “plus” especial del calcio en dicho grupo de pacientes.
Sin embargo, es menester explicar que para que una persona obtenga un buen almacenaje de calcio, éste debe hacerlo durante la etapa de la niñez, la adolescencia y la edad reproductiva, dado que después de esas etapas el hueso ha terminado de almacenar más que eliminar el calcio y después de dichas etapas se sufre un cambio donde se depleta más calcio del que se gana, en ese momento se aumenta el riesgo de osteoporosis (fragilidad de los huesos que lo convierten en susceptibles a roturas o “fracturas” secundarias a pequeños impactos).

Una buena alimentación siempre será el inicio de una buena salud

 

 

 


[ Inicio ] [ Ginecología ] [ Maternidad ] [ Infertilidad ] [ Uroginecología ] [ Ecografía ] [ Prevención ] [ Cuidados del bebe ]
[ Publicaciones ] [ SEFRA ] [ IBI ] [ Clínica Alemana ] [ Dr. Kushner ] [ Contáctenos ]



Sitio desarrollado por MegaLink• © 2006 • Derechos Reservados